CABECERA-NATURAL2

Micología


seta pina

Las dimensiones y el tamaño de las setas son muy diversas. Algunas especies apenas son visibles, mientras que otras pueden llegar a medir más de medio metro. Presentan múltiples formas, que recuerdan un paraguas, un embudo, un coral o una porra. Las hay aplanadas, como un botón, o esféricas como una pelota.

En Robledo de Chavela es bien conocida la tradición de su recogida, pues es un elemento imprescindible en muchos de nuestros platos.

En el valle de la Almenara (Navahonda) podemos encontrar setas de cardo (Pleurotus eryngii); en las dehesas, champiñones (Agaricus campestres); en el Monte Agudillo y en el cerro Robledillo crecen los níscalos (Lactarius deliciosus) y las setas de pie azul (Lepista Nuda). Todas son excelentes comestibles.

Existen más variedades de setas, como la falsa oronja (Amanita muscaria) que es tóxica.

Es muy importante conocer su hábitat y la época del año en la que se pueden recoger.

ADVERTENCIA: Hay que ser respetuoso y no arrancar las setas que no se vayan a consumir. Así permitiremos completar su ciclo de vida. Además, hay que utilizar navaja y cesta de mimbre en su recogida.